Return to site

Importancia de crear buenos hábitos digitales en los menores.

Lograr un equilibrio entre la exposición a las pantallas y el tiempo de ocio, al aire libre, no es tarea fácil.

En los tiempos que corren, crear buenos hábitos digitales para equilibrar el tiempo de exposición a las pantallas y evitar la ciberdependencia, no es una tarea fácil. Los papás y mamás de familias digitales debemos sumar esta "tarea adicional", a nuestra labor de padres.

Según estudios realizados en los Estados Unidos*, los niños comienzan a ver la TV a partir de los 4 meses de edad. En la TV de pago, existen infinidad de canales para bebés y niños pequeños con dibujos, música y colores que los calman, incluso hasta les cantan nanas.

Otra parte del estudio indica que un 75% de los niños tiene su primer dispositivo móvil a la edad de los 3 años. Sí, desde los 3 y casi siempre el dispositivo es una tablet. Reemplazamos el chupete, por el chupete cibernético, que suele ser un dispositivo móvil. El uso del celular propio aún no es lo habitual a estas edades.

A partir de los 10 años, los niños comienzan a sufrir de "vampirismo", que no es más que quedarse despierto hasta altas horas de la madrugada conectado a su celular, jugando o chateando con sus amigos. 

Esto nos indica que los niños y jóvenes están sobreexpuestos a las pantallas a lo largo del día, situación que puede crear: trastornos de lenguaje en niños pequeños, déficit de atención o estrés en niños más grandes.

De acuerdo a especialistas en neuropsicología, el tiempo estimado de conexión debe ser:

  • Máximo de 1 hora al día en niños de 2 a 5 años.
  • Mayores de 6 años no más de 2 horas al día.
  • A partir de 12 años un máximo de 4 horas diarias. No tienen por qué ser horas seguidas, pueden distribuirse a lo largo del día.

Este tiempo de conexión nunca debe ser durante la hora de la comida, ni en la hora antes de irse a dormir. Esto aplica para todos los rangos de edad.

Pero la gran mayoría de las veces, es difícil para los padres lograr ese balance en la exposición de pantallas. En tiempo de escuela, quizás sea más fácil por los deberes y tareas que tienen que realizar al llegar a casa o por la asistencia a actividades extracurriculares, pero en vacaciones, debemos asegurarnos que la rutina del día tenga al menos, 2 horas de ocio desconectado de las pantallas. 

En vacaciones, debemos asegurarnos que la rutina del día tenga al menos, 2 horas de ocio desconectado de las pantallas. 

Para que esta tarea te resulte más fácil, hay un recurso valiosísimo que muchas familias digitales están utilizando hoy día, y que tu también debes aprovechar.

El Control Parental, es un recurso para padres y madres que desean evitar que niños o adolescentes puedan acceder a páginas Web o apps inapropiadas para su edad, establecer límites de tiempo de conexión a pantallas, entre otras características.

Existen los de suscripción mensual, bastante baja por cierto, como el Netsanity cuya mensualidad depende de la cantidad de dispositivos que se incluyan en la cuenta. Este tipo de control parental funciona en la nube descargando un app donde tienes el control desde tu dispositivo. 

O el de un único pago, tipo router que se conecta al wi-fi de casa para controlar cualquier dispositivo conectado a internet, incluyendo las smart tv como el Circle with Disney.

El Control Parental, es un recurso para padres y madres que desean evitar que niños o adolescentes puedan acceder a páginas Web o apps inapropiadas para su edad, establecer límites de tiempo de conexión a pantallas, entre otras características.

La ventaja es casi todos los controles parentales en el mercado tienen un periodo de prueba gratuito, esto es para que conozcas si realmente te va a funcionar antes de realizar cualquier pago, cada familia es un mundo.

El control parental puedes complementarlo con Contrato Familiar de uso de internet, recurso gratuito que ayuda a establecer normas de uso de la tecnología para que los niños y jóvenes no compartan información privada, limitarles el tiempo de visionado de pantallas, prevenir riesgos en internet, tales como el Ciberbullying o el Sexting, permitir utilizar un Control Parental y sobre todo entre los padres y madres, generarnos ese interés por los asuntos digitales de nuestros hijos.

Para que el contrato funcione, la mejor manera es mantener una política de puertas abiertas en el hogar, la comunicación debe prevalecer siempre. No se vale "imponer" el contrato, porque no va a funcionar.

Recapitulando. El que los niños pasen tiempo conectado, no quiere decir que la tecnología pueda reemplazar:

  • El ejercicio diario
  • Las comidas en familia
  • Las horas de sueño

De ahí la importancia de establecer buenos hábitos digitales en nuestros hijos.

Enseñar a usar la tecnología con cabeza y dando el ejemplo a no depender de ella, hacemos que nuestros hijos se conviertan en ciudadanos digitales responsables.

Si te pareció útil esta publicación, por favor compártela con tus familiares y amigos. ¡Compartir es querer!

¡Feliz Vida Segura!

Nota: Algunos de los enlaces en la publicación anterior son "enlaces de afiliado". Esto significa que si haces clic en el enlace y compras el producto o servicio, recibiremos una comisión de afiliado. Siempre recomendamos productos o servicios que usamos personalmente y que creemos que agregarán valor a nuestros lectores.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly